Chat Bancaribe
Mi Contacto
Espacio de Contacto
Canales de Atencióón
Linkedin
YouTube
WordPress
logo

Bancaribe



José Antonio Abreu: in memoriam

A- A A+

Se ha extinguido una de las más provechosas existencias de la Venezuela contemporánea. Un ciudadano esclarecido que desde su temprana niñez comenzó a fraguar la vocación que le conocimos y que él enmarcaría en un proceso de formación, planificado y organizado con esmero, dedicación, pasión y tenacidad, para dar forma al programa de mayor escala e impacto en la niñez y la juventud venezolanas que recoge nuestra historia y que ha tenido, además, amplias repercusiones internacionales.

Para el visionario que fue José Antonio Abreu, la música debía ser un componente esencial de la educación integral de los jóvenes; la música vista como fórmula de convivencia y de interacción constructiva; la música como recurso de primer orden para materializar la inclusión social y abatir la pobreza. Esos ideales y los principios que los acompañaban, se conjugaron en una obra sustentada en la estructura que hoy conocemos como la Fundación del Estado para el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas, Juveniles e Infantiles de Venezuela, que forma la base organizacional de “El Sistema”, una red que reúne a cientos de miles de niños y jóvenes, agrupados en orquestas y coros de alta factura en toda nuestra geografía, en la que se han formado talentos que hoy brillan en los principales escenarios musicales del mundo. Es la educación, y en ese ámbito la música, el eje en torno al cual el maestro Abreu logró cristalizar su ambición de servicio público.

El Sistema es una realidad con profundas repercusiones sociales pues el acceso de niños y jóvenes al arte de la música no admite exclusiones de ningún tipo y una vez insertos en El Sistema, sus vidas cambian para siempre; se desarrollan desde el punto de vista intelectual y humanístico, en la música y en su formación integral; adquieren sentido de disciplina, de trabajo en equipo, logran doblegar la propensión secular al individualismo que encontramos como rasgo de la venezolanidad; esos niños y jóvenes son motores para la compactación del grupo familiar y comunitario, y en muchos casos se sustraen con la música de un destino que podría haberles arrebatado el futuro. Esta es la obra de José Antonio Abreu.  

En 1975 el maestro Abreu decide convertir en realidad un proyecto para el cual había venido preparándose con la determinación y seguridad que siempre estuvieron presentes como atributos del gran emprendedor que fue. Así, persuadido de las potencialidades musicales de la juventud venezolana, creó la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela Juan José Landaeta, que fue la génesis de la mundialmente reconocida Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, bajo la batuta de Gustavo Dudamel.

El maestro Abreu reunía capacidades organizacionales, pedagógicas y musicales logradas con el rigor del estudio en el ambiente formal de la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas, donde se graduó en piano, clavecín, órgano y composición; en la Universidad Católica Andrés Bello, donde obtuvo su título de economista, y en exterior en sus estudios de postgrado. Adquirió una valiosa experiencia en las posiciones que ocupó en diversas instituciones públicas y logró penetrar en los modos de funcionamiento de algunas organizaciones del Estado, incluyendo su labor como diputado suplente y años más tarde como Ministro de Estado para la Cultura y Presidente del Consejo Nacional de la Cultura (CONAC). Esa experiencia y formación, esa simbiosis de talentos y de conocimientos estructurados, donde coexisten armónicamente el ejercicio activo de la música, la profesión de economista, la formación de una cultura sólida adquirida mediante el hábito consecuente de la lectura, y las experiencias de vida, unidas a sus dotes sobresalientes como pedagogo, organizador y promotor de voluntades en apoyo a su proyecto, habrían de ser claves en el desarrollo y evolución de El Sistema, hasta convertirse en una referencia bien conocida a escala mundial.    

Plenamente conscientes de las implicaciones sociales y educativas de El Sistema y de la trascendencia social de la obra del maestro Abreu, Bancaribe inició, desde mediados de la década de los noventa, un programa de apoyo a las actividades de El Sistema. Así, a partir de 2002, fue conformada una alianza mediante la cual Bancaribe ha sostenido su aporte y acompañamiento, además de haber desarrollado en el marco de esa cooperación, el programa de creación de coros en las escuelas del país. En la realización de las giras internacionales Bancaribe estuvo presente, pues de esa forma los jóvenes integrantes de las agrupaciones orquestales de El Sistema, podían entrar en contacto directo con los centros más importantes de desarrollo musical en el mundo y con los directores de las principales orquestas sinfónicas. La dotación de instrumentos musicales a los núcleos de El Sistema, así como la creación de facilidades crediticias para que niños y jóvenes pudiesen adquirirlos, conformaron también un programa de importancia dentro de la alianza constituida. Más tarde, en 2007, Bancaribe contribuyó sustancialmente en la construcción del Centro de Acción Social por la Música, actual sede de El Sistema en Caracas.   

Con la finalidad de dar a conocer en Venezuela y fuera de sus fronteras la génesis, evolución y logros de El Sistema, Bancaribe editó dos obras a cargo de la comunicadora social especializada en arte y conocedora privilegiada de El Sistema, Chefi Borzacchini. La primera de ellas titulada Venezuela sembrada de orquestas, fue publicada en 2004. La segunda, en 2010, con motivo de los primeros 35 años de El Sistema, llevó por título Venezuela en el cielo de los escenarios.

Esa alianza, y la enriquecedora experiencia de haber interactuado con el Maestro, nos enorgullece y nos compromete a continuar acompañando la obra de este insigne venezolano, en quien identificamos, además de las virtudes y méritos ya mencionados, un profundo sentido de la humildad; una disposición admirable a soslayar tensiones y sinsabores en función de la sostenibilidad y expansión de lo que fue el objeto fundamental de su propia existencia: El Sistema.

Honremos la memoria y el legado del maestro Abreu, haciendo nuestros sus propios anhelos.

Paz a su alma

26/03/2018

.../4